lunes, 14 de abril de 2014

Una de cosas bien hechas

Habitualmente solo damos 'palos', y me incluyo, cuando las cosas se hacen mal. Hoy voy a hacer una excepción. Loaré. Y, además, pues creo que es de recibo, incluiré a algún político que, tal y como está el patio, es algo sorprendente.

Al lío. Hace varias semanas me enteré de una marcha de MTB que se iba a celebrar en la localidad madrileña, y serrana, de Soto del Real. La fecha, el domingo 6 de Abril de 2014. La distancia, 30 kms; la cercanía a mi domicilio; su carácter no competitivo y mi ausencia en la Media Maratón de Madrid, por haberme lesionado de los isquios (ya soy igual en algo a CR7) y no haber podido entrenar, me hicieron decidirme.

El objetivo de la marcha, I Marcha MTB Sierra de Guadarrama, era promocionar el Parque Nacional de Guadarrama y su recorrido transcurriría por la zona de transición del Parque, y más concretamente, por la Hoya de San Blas. Como organizadores, el Ayto. de Soto del Real y, también, Karacol Sport y Last Lap.

Embauqué a mi cuñado, a un amigo de éste y a dos sufridos padres del corrillo del cole de la peque. Hechas las inscripciones, 20€, tocaba organizar la logística familiar pues había que convencer a las parejas para pasar un domingo en la sierra madrileña.

La idea: mientras los papis montaban en bici, las mamis y las peques corretearían por la zona y, al acabar la marcha, comeríamos por la zona y disfrutaríamos de una tarde cuasi-veraniega.

Y la idea fue bien. Más que bien. Estupenda. Las peques disfrutaron a rabiar y sus padres, también. Y, ¿por qué?

- Porque los organizadores se esmeraron en que así fuera. La inscripción, que se antojaba cara, fue superada con creces por el recorrido y por los avituallamientos ofrecidos a mitad y final de la ruta: Agua, isotónicos, plátanos, naranjas, barritas energéticas, embutidos...
La belleza del entorno era espectacular. Impresionantes vistas desde la altura máxima de la ruta: La Hoya de San Blas en su máxima expresión. Impresionante valle.

La Hoya de San Blas

- Porque además, en un ejercicio de comunicación sin par, y ante una pregunta vía twitter por mi parte a los organizadores citados anteriormente sobre la posibilidad de tener duchas tras la marcha, el concejal de Deportes del Ayto, @phernandezsoto, recogió el guante en su perfil personal y me contestó:



@atrubiog @EncarnaRivero El @aytosotodelreal ya ha gestionado a petición de @Lastlap_ES la cesión del Polideportivo municipal para ducharse!


No sé si mi pregunta hizo que la gestión de las duchas se realizara o si ya estaba en marcha previamente. Da igual. Se hizo. Y no es habitual.

Además, no fue la única pregunta que me atendió sobre el evento. ¿Estamos locos? ¿Un político contestando a un ciudadano?

Ejemplo de comunicación y de organización pues, además, los accesos eran cómodos, se habilitaron zonas de aparcamiento y, el entorno, fue cuidado por bikers, curiosos y, sobre todo, también, por la encomiable labor de los voluntarios.

- Porque los restauradores del municipio estuvieron a la altura que se exige cuando se prevé que la afluencia al municipio puede verse incrementada por un evento de este tipo.
Finalmente nos decidimos por el "Restaurante El Marqués", en la Plaza de la Villa, y hemos de decir que salimos encantados con la relación calidad-precio de su menú de fin de semana. 


Vivo en Bustarviejo. A escasos 15 kms de Soto del Real y, llegando a casa, tuve un regusto amargo de la experiencia. Amargo por la desfachatez y la envidia. Desfachatez de que numerosos municipios (y CCAA y Gobierno Estatal) estén inmersos más en guerras políticas para su puto y jodido propio beneficio que para el de sus ciudadanos que son los que les pagan y a los que tienen que servir. Pues no olvidemos que los políticos, en origen, deben ser servidores públicos. No llenadores de sus propias sacas.

Y envidia. Por el buen hacer de una corporación municipal que con la autorización de un evento deportivo, que promueve un estilo de vida, y su difusión y promoción redundaron en el conocimiento del entorno de Soto del Real, con el aumento de turismo que ello puede conllevar, y en un incremento de la actividad económica para la restauración y hostelería de la zona. 

La corporación municipal de Bustarviejo, como la de otros tantos municipios, está muerta y, en lugar de promover su municipio y el interés de ciudadanos y empresas erradicadas en su localidad, fríen a impuestos a los mismos para compensar su falta de ideas.

Eso sí, luego se les llena la boca de deporte.

A nosotros el domingo se nos llenó de MTB, de sonrisas de 4 años, de cervezas con limón y de buenos entrecottes y de sol y terrazas. Lo de los calambres y las heridas por las caídas, sarna con gusto, no pica.

Au revoir!






No hay comentarios:

Publicar un comentario